Personal

Publicado: julio 18, 2010 en Uncategorized

Hoy a 75 años de la Fundación de la  Escuela Secundaria N°1″Profr. Froylán Parroquín García”

 Todos los que tenemos el privilegio de laborar en ella, deseamos no solo continuar con la labor del Profesor Fundador, queremos también reafirmarla e incrementarla, formando jóvenes útiles a sí mismos, a su familia y a la sociedad.

“Cientos de docentes han dejado parte de su vida en nuestra institución. Profesores eméritos que nos dejaron como enseñanza el amor a su trabajo y a la continuidad de su obra”

Recordar que, a través de estas siete décadas, la línea de trabajo, esfuerzo y calidad en la escuela, ha quedado demostrado ante la sociedad con los miles de jóvenes que han egresado de esta institución.

Los docentes de la Secundaria N° Uno, siempre se han caracterizado por su alta preparación, su espíritu de servicio, pero sobre todo, por su preocupación por la formación de la juventud para un futuro más promisorio de ellos, de sus familias y de nuestro Estado.

A todos los que durante 75 años, con su labor tesonera han dado prestigio a la Escuela Secundaria N°1 “Profr. Froylán Parroquín García”

A los ex-alumnos, obreros, amas de casa, comerciantes, técnicos, profesionistas y lideres y políticos egresados de esta institución, que con su honesto diario quehacer prestigian y enaltecen el nombre de la Escuela, para ellos nuestra admiración y respeto.

 

Himno

Publicado: julio 18, 2010 en Uncategorized

HIMNO

Letra: Profr. Froylán Parroquín García

Música: Profr .Manuel León y de Elías

 

Es la Escuela, la Escuela Secundaria del Estado de Morelos,

es el fruto, es el fruto sazonado

de la gran lucha social.

 

Es la escuela, la escuela de la vida

es la escuela del afán,

que libera al oprimido

y lo prepara, a luchar.

 

¡Ella es, proletarios!

el refugio de la acción,

el taller donde se crea

y se busca se busca la verdad.

 

Sea nuestra escuela amada

orgullo de nuestra vida

prestigio de nuestra clase,

faro de nuestro ideal…

 

Es la Escuela, la Escuela Secundaria

del Estado de Morelos

es el fruto, es el fruto sazonado

de la gran lucha social.

 

Es la escuela, la escuela de la vida

es la escuela del afán,

que libera al oprimido

lo prepara a luchar.

y lo prepara a luchar, a luchar.

 

Musicalización: Profra. Guadalupe Castillo Solís  y  Profr. Eduardo Casolco

Biografía

Publicado: julio 11, 2010 en Uncategorized

Profesor Froylán Parroquín García 

Fundador de la primera Escuela Secundaria en el Estado de Morelos

Fueron sus padres el señor Petronilo Parroquín y la señora Celsa García de Parroquín, quienes lo trajeron al mundo el 5 de octubre de 1899, en el poblado de Otatitlán, Veracruz, situado sobre la margen derecha del Río Papaloapan. Como comprendiera que tenía aptitudes para la carrera magisterial, se inscribió en la Escuela Normal “Enrique Rébsamen”, de Jalapa de Enríquez, Veracruz, titulándose de maestro el 12 de mayo de 1921. Amplió sus conocimientos, estudiando Leyes tres años en la Escuela Libre de Derecho y luego cuatro años en la Escuela Normal Superior, ambas de la ciudad de México.

Entró a la vida activa de su apostolado como maestro de tropa, con el grado de Capitán Segundo asimilado, impartiendo enseñanza en el Tren de Artillería, 2° Regimiento de Artillería de Montaña y 2° Batallón de Línea 1921-23, emplazados en el Distrito Federal.

En 1926 fue enviado como ayudante del Plantel de San Lucas, Cuautelulpan, del Estado de Tlaxcala; y en 1927 ascendió a director de la Escuela Normal de Molango, Hidalgo, donde dejó imborrables huellas de su magnífica y proficua labor desarrollada alIado de quien fuera su esposa e infatigable compañera de apostolado, la señora María Esther de Parroquín. En 1928.dirigió la primaria de Tantoyuca, Veracruz, y la de Huamantla, Tlaxcala.

En 1929 tuvo a su cargo la dirección de la primaria de Apizaco y en el mismo año pasó a ocupar la Secretaría de la Normal “Enrique C. Rébsamen” donde se graduó, impartiendo a la vez la cátedra de español, al que concedió lugar preferente, lo mismo que a la Literatura.

En 1930 le vemos ya como Jefe de Sección de Educación Rural en la Dirección General de Educación de Veracruz y en el mismo año fue promovido a la Jefatura del Departamento, donde su dinamismo lo impulsó a desarrollar las siguientes labores: organizó el servicio rural de más de 1,200 escuelas, organizó una misión cultural que recorrió Veracruz, mejorando la capacitación técnica de los maestros rurales y planeó y organizó tres Escuelas Normales Regionales, conforme aun modelo general: la de Cazories, en el norte del Estado; la de Santa Rosa, en el centro; y la de Los Laureles, en el sur. Fue por esta época cuando el profesor Parroquín dirigía la revista “El Maestro Rural” que orientaba y alentaba a los servidores del ramo.

En 1932 cooperó en la organización y realización del Primer Congreso de Educación Socialista que se celebró en Jalapa, lo que seguramente influyó en su ascenso a la Secretaría de la Dirección General de Educación.de Veracruz, y, posteriormente, de junio a abril de 1935 estuvo comisionado en la Subsecretaría de Educación Pública, alas órdenes del profesor Gabriel Lucio, y el 16 de enero de 1936 pisó tierra morelense para llevar a cabo los arreglos necesarios para la fundación de la primera Escuela Secundaria en Cuernavaca, la cual se implantó con el nombre de “Revolución Social” que ya ha dado innumerables frutos dentro del campo de las profesiones, aunque hemos de convenir que en el principio fue muy combatida, mientras tuvo tendencias socialistas que no encajaban dentro del ambiente netamente católico de los padres de familia de nuestra población.

Desde entonces, y al frente de la mencionada Escuela, el profesor Parroquín realizó las siguientes fundaciones:

  • En 1937, la Secundaria Nocturna por Cooperación.
  • En 1938, el Hogar del Estudiante Morelense; participando también del honor de haber sido catedrático fundador del Instituto de la Educación Superior del Estado.
  •  De 1943 a 1944 fue director de la Escuela Secundaria de Cuautla, Mor.

El 4 de marzo de 1950, las autoridades de la Entidad morelense, el magisterio, la Sociedad de Padres de Familia y su crecido alumnado tributaron al profesor Froylán Parroquín García un merecido homenaje a su valiosa e inestimable labor en bien de nuestra patria chica, homenaje del que se ocupó con amplitud la prensa local. Las bien ganadas loanzas las recibió también con motivo de su ascenso a inspector general de Segunda Enseñanza.

El 22 de abril de 1950, y ya en funciones de inspector, fundó en Yautepec, Mor., la Escuela Secundaria por Cooperación No.31 “Virginia Fábregas”.

El profesor Froylán Parroquín García, falleció el día l0 de diciembre de 1959, en Ciudad Juárez, Chihuahua, adonde había sido trasladado para continuar su abnegada y activa labor .

 

Al crearse el Estado de Morelos como Entidad Federativa, por Decreto del Presidente Don Benito Juárez del 16 de abril de 1869, promulgado al día siguiente en el “Diario Oficial”, sabemos que existían pocas escuelas primarias, las más de ellas rurales a las cuales asistían alumnos que pocas veces terminaban su instrucción. Era en los seminarios donde se enseñaban temas más elevados. Es decir, se salía del famoso “Silabario”. Sin embargo, había personas preocupadas por mejorar las condiciones del pueblo mediante la educación y así vemos que el 5 de mayo de 1872 inicia sus labores el “Instituto Literario del Estado de Morelos, del cual fue su primer director el licenciado don Refugio de la Vega.

El 3 de diciembre de 1881, se inauguró aquí en Cuernavaca el Instituto “Pepe Carpentier” del profesor Miguel Salinas, del cual egresaron alumnos que después fueron profesionistas. Rivalizó este Instituto con el Colegio de Los Maristas, cuyo profesorado se empeñó en que sus alumnos sobresalieran.

Al estallar la Revolución de 1910, el Estado de Morelos fue uno de los más castigados tanto en lo político, como en lo social y económico. Y la educación sufrió un retroceso, pues las escuelas, las pocas que había, tuvieron que cerrar sus puertas. Y en Cuernavaca, como la población fue desalojada después de un cruento sitio, tuvo que refugiarse en la Ciudad de México y muchas familias definitivamente se quedaron a radicar allá.

Mientras tanto, Gobiernos de distintas facciones se sucedían en Morelos y poco se hacía por la educación.

No fue sino hasta 1930, al asumir la gubernatura el Sr. Vicente Estrada Cajigal, cuando las escuelas reabrieron sus puertas y nacieron los primeros Jardines de Niños como el ‘Resurgimiento”, en Cuernavaca el 5 de febrero de 1933; ‘Morelos”, en Cuautla el 10 de febrero del mismo año; y “Leona Vicario”, en Jojutla el 10 de marzo.

En las escuelas primarias se hacían esfuerzos por elevar a calidad de la enseñanza para que los alumnos más afortunados, pudieran trasladarse a la capital para continuar sus estudios. Había un vacío enorme.

Los pocos muchachos que pudieron trasladarse a la ciudad de México lograron titularse en diferentes carreras, asistieron a una escuela secundaria y a una preparatoria., ya que en Morelos se carecía de ellas.

En 1936, siendo gobernador del Estado el Sr. José Refugio Bustamante, se dieron los primeros pasos para la fundación de la secundaria. Y al arribar a Morelos el profesor Froylán Parroquín García y su esposa, la señora María Esther Tovar Osorno de Parroquín. la idea se concretó. v con fecha 6 de febrero de ese mismo año se inauguró oficialmente la Escuela Secundaria “Revolución Social”.

Sin embargo, no fue sino hasta el 4 de mayo de 1936, cuando empezó a funcionar en la esquina de las calles de Rayón y Comonfort, donde hoy se encuentra la biblioteca, por dos razones: una de tipo político: el informe que en esa fecha debía rendir el gobernador, y la otra, porque se carecía de alumnos.

Fue el maestro Parroquín, su esposa, la profesora María Esther y el personal docente de la naciente escuela, quienes anduvieron casa por casa invitando a los padres de familia para que inscribieran a sus hijos.

Las penalidades no terminaron. En cuanto se comenzó a divulgar que en la escuela se enseñaban ideas socialistas y cosas que los muchachos “no deberían saber”, empezó la desbandada. Los padres de familia sacaban a sus hijos y lanzaban anatemas en contra del personal docente.

Nuevamente los maestros visitaron las casas de sus alumnos para platicar con ellos y sus padres para que volvieran a las aulas. Muchos lo hicieron, otros abandonaron sus estudios.

Pero el esfuerzo de esos profesores no fue en vano, comprobándose que los hombres pasan, pero las instituciones perduran. y cuando hay hombres que perseveran en hacer el bien, sus nombres los recoge la historia, como es el caso del Maestro Froylán Parroquín García, quien a medida que pasan los años, se agiganta.